1969 Primer vuelo comercial del jumbo 747

El Boeing 747, comúnmente apodado «Jumbo», es un avión comercial transcontinental de fuselaje ancho fabricado por Boeing. Conocido por su impresionante tamaño. Realizó su primer vuelo comercial en 1970, siendo el primer avión con fuselaje ancho. Los cuatro motores turbofan del 747 son producidos por Pratt & Whitney y han sido usados por otros aviones de fuselaje ancho. Su segundo piso en la parte anterior de la cabina ha hecho de los 747 un icono altamente reconocible del transporte aéreo. Una disposición típica en 3 clases acomoda a 416 pasajeros, mientras que una disposición de 2 clases acomoda un máximo de 524 pasajeros. El 747-400, la versión más reciente en servicio, vuela a velocidades subsónicas, 913 km/h).
¿Por qué se creó? 
En 1963, la Fuerza Aérea de los Estados Unidos comenzó una serie de estudios de proyecto para una gran aeronave "estratégica" de transporte. Estos estudios consideraron que la nueva aeronave debería estar diseñada para responder a una capacidad de carga de 180.000 libras (81.600 kg) y una velocidad de 500 mph (805 km/h), y un rango sin repostaje de 5.000 millas náuticas (9.260 km) con una carga útil de 115.000 libras (52.200 kg). La unidad de carga debía tener 17 pies (5,18 m) de ancho y 13.5 pies (4,11 m) de alto, con 100 pies (30,5 m) de largo, con accesos que incluyeran portones al frente y al reverso del fuselaje.
Propuesta para ser un avión comercial 
El 747 fue creado cuando los viajes se estaban incrementando en los años sesenta, al década de la era dorada de la aviación. Esta nueva era de transporte comercial en jet, fue posible gracias a la enorme popularidad del Boeing 707 y el Douglas DC-8, que revolucionaron el viaje de largas distancias. Tras perder el contrato del CX-HLS, Boeing fue presionada por Juan Trippe, el presidente de Pan Am (Pan American World Airways), una de sus aerolíneas-clientes más importantes, para que construyeran un avión de pasajeros que duplicara el tamaño del Boeing 707. Durante este período, la congestión aeroportuaria, empeorada por el ascendente número de pasajeros que debían ser transportados en aviones que se hacían relativamente pequeños, se convirtieron en el problema que Trippe pensaba que podía resolver un avión mucho más grande.
En 1965, Joe Sutter fue transferido del equipo de desarrollo del Boeing 737 para que controlara los estudios de un nuevo avión de pasajeros, cuyo número ya se había asignado 747. Sutter comenzó un estudio de diseño con Pan Am y otras aerolíneas, para comprender mejor los requerimientos de los clientes. Por ese entonces, se pensaba que de poder realizarse el transporte de pasajeros supersónico un avión como el 747 sería fácilmente superado o se convertiría en una pieza obsoleta. Boeing respondió a esto diseñando el 747 de tal forma que se pudiera adaptar fácilmente como avión de carga y su producción fuera justificable si la venta como avión de pasajeros decaía. Como carguero, la necesidad clara era la de poder transportar contenedores que usaran las metodologías del embarque marítimo que fueron introducidos una década atrás y que se convertían claramente en la nueva solución al transporte de carga.

Comentarios

Entradas populares